La Junta de Gobierno ha aprobado hoy un contrato de arrendamiento de 90 vehículos destinados al servicio de emergencias SAMUR-Protección Civil, por un importe de 14,5 millones de euros, según ha informado la portavoz municipal y delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz.

Los 90 vehículos que se incluyen en el nuevo contrato consisten en 45 ambulancias de soporte vital básico (SVB), 26 ambulancias de soporte vital avanzado (SVA), 18 vehículos de intervención rápida y una ambulancia psiquiátrica

La contratación de este arrendamiento, que sustituye al anterior contrato, es imprescindible para mantener el número y la operatividad de los vehículos asistenciales del servicio SAMUR-Protección Civil. De hecho, se ha aumentado en 17 el número de vehículos, puesto que en el contrato actual hay 73 (41 ambulancias de soporte vital básico, 22 de soporte vital avanzado y 10 vehículos de intervención rápida).

Se calcula que la entrega de los vehículos al Ayuntamiento de Madrid tendrá lugar en el primer semestre de 2020.

El contrato aprobado hoy presenta algunas mejoras respecto al vigente: los vehículos arrendados no tienen limitación de kilómetros, todos ellos disponen de sistema de navegación y la empresa adjudicataria actualizará los mapas anualmente, los neumáticos se revisarán a diario y se valorará su desgaste y los desperfectos que puedan tener, de manera que la empresa asumirá su sustitución, entre otras medidas.

El nuevo contrato también contempla el mantenimiento de los equipos de climatización (aire acondicionado y calefacción), con la realización de revisiones cada mes de mayo de los equipos de aire acondicionado y cada mes de septiembre de la calefacción.

El documento incluye asimismo mejoras relacionadas con el equipamiento médico de los vehículos. Así, habrá un mantenimiento de las neveras y calientasueros existentes en el interior de las unidades, así como de los tensiómetros manuales y de los caudalímetros y manorreductores de oxígeno. Se incluye además la limpieza de todos estos aparatos y el certificado anual de calibración de los mismos.