El Ayuntamiento comienza a implantar ‘Leer Madrid’, un sistema de orientación peatonal para madrileños y visitantes

La iniciativa, impulsada por el Área de Cultura, Turismo y Deporte, será el primer paso de cara a un futuro sistema universal, sostenible e inteligente

El objetivo de estos elementos es incrementar el uso del transporte sostenible, evitar el tiempo perdido en los traslados y orientar a las personas a la hora de visitar lugares difíciles de encontrar en la ciudad

La necesidad de plantear este método de orientación proviene de varios estudios realizados por el Ayuntamiento, en los que se ha constatado que tanto madrileños como visitantes tienen algunas dificultades para orientarse en la ciudad

El diseño y desarrollo ha sido impulsado por la Dirección General de Patrimonio Cultural perteneciente al Área de Gobierno de Cultura, Turismo y Deporte, en colaboración con el Área de Obras y Equipamientos, y el Área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad

La empresa encargada del proyecto ha diseñado herramientas de orientación similares en Nueva York, Río de Janeiro, Toronto, Londres, y recientemente ha ganado el concurso para París

El Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Cultura, Turismo y Deporte, ha comenzado la implantación de ‘Leer Madrid’, un nuevo sistema de orientación peatonal basado en paneles informativos, diseñado para contribuir a incrementar el transporte sostenible, evitar el tiempo perdido en los traslados y orientar a las personas en sus desplazamientos en la ciudad. Se trata del primer paso para implantar en la ciudad un sistema universal para madrileños y visitantes.

Este proyecto prevé reducir la contaminación atmosférica, apoyar un estilo de vida más activo y saludable y mejorar la inclusión social de personas que puedan tener dificultades para desplazarse en la ciudad. Asimismo, pretende aumentar el atractivo turístico y la creación de una mejor experiencia de la ciudad en general y, particularmente, para los turistas que la visiten.

Expansión por la ciudad

El sistema se compone de dos elementos de nueva creación, diseñados específicamente para la ciudad de Madrid, como son los postes direccionales, de los que se instalarán en este prototipo un total de ocho, y las señales tipo tótem, en un número de trece, además de una banderola, y se completará con la ubicación de planos en algunos mupis y marquesinas de autobús municipales.

Dado que cualquier nuevo elemento de mobiliario que se instale en el espacio público debe estar normalizado con anterioridad, el principal objetivo de esta herramienta es poder proceder a su testeo, y una vez validado, su posterior normalización, y su despliegue progresivo por la ciudad.

Además, podrá incorporar nuevas capas de información adecuadas a los requerimientos de colectivos muy específicos, habiéndose previsto ya la incorporación de la tecnología y los códigos QR para dar el salto a la esfera digital y continuar su compromiso con la accesibilidad y la diversidad ciudadana.

Efectos positivos

Con el diseño de este método de orientación urbana para Madrid, el Ayuntamiento busca fomentar los medios de movilidad sostenible, optimizar la capacidad de las redes de movilidad, disminuir el tiempo perdido en los desplazamientos, promover lugares de interés que no se conocen o son difíciles de encontrar, o un mejor conocimiento de la ciudad, reforzando su identidad e imagen. Estos efectos generan, a su vez, grandes beneficios para la ciudad, como reducir la contaminación, apoyar un estilo de vida más activo y saludable, mejorar la inclusión social, y crear una mejor experiencia de la ciudad para todos.

Estudios previos

A raíz de distintas encuestas realizadas sobre la orientación en la ciudad de Madrid realizadas en el Plan Director, un 32 % de los visitantes y un 23 % de los residentes reconocieron que se habían perdido alguna vez durante la última semana. La mitad de las personas encuestadas aseguraron que serían muy útiles herramientas de orientación para ayudarles en sus desplazamientos.

Cada persona percibe el entorno de una manera diferente, y las ciudades, al concentrar una gran diversidad de situaciones y personas, se pueden convertir en lugares confusos y estresantes, por lo que se ha establecido como punto de partida de este sistema de orientación, cumplir las condiciones de accesibilidad universal, de forma que cualquier persona pueda acceder, con independencia de sus habilidades cognitivas o físicas, edad, lengua, origen, raza, estatus económico, acceso a internet o herramientas digitales.

Para conseguirlo, ha sido necesaria la participación de colectivos y organizaciones ciudadanas, a través de más de 500 encuestas en la calle y entrevistas a representantes de entidades de Madrid, además de talleres y recorridos en los que grupos de expertos, junto a integrantes de varias organizaciones que representan a personas migrantes, personas mayores, niños y personas con discapacidad -entre otros colectivos- formaron grupos inclusivos con los que salir a pasear, lo que ha sido fundamental para garantizar que los servicios y lugares de su interés tuvieran presencia en los futuros mapas de orientación de la ciudad.

Diseño y creación

El diseño y desarrollo de este prototipo ha sido impulsado por la Dirección General de Patrimonio Cultural perteneciente al Área de Gobierno de Cultura, Turismo y Deporte, en colaboración con el Área de Gobierno de Obras y Equipamientos, y el Área de Gobierno de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, y ha sido encargado a la agencia británica Applied Information Group, quien ha trabajado junto a urbanistas, diseñadores y arquitectos locales como Avanti Studio, Paisaje Transversal, Urban Networks y Dimas García. Esta empresa ha sido la diseñadora de sistemas de orientación similares en Nueva York, Río de Janeiro, Toronto, Londres, y recientemente ha ganado el concurso para París.

Comentarios
Patrocínate
Solicitud de patrocinio realizada
Error en la solicitud de patrocinio

¿Quieres patrocinarte en Ciudad Lineal?

Envíanos los siguientes datos y nos pondremos en contacto contigo